Breve historia de nuestros montes

PREÁMBULO HISTÓRICO

No podemos cumplir con el objetivo de hacer entender lo que es nuestro medio natural ni realizar acción alguna en su restitución sin antes retroceder brevemente en el pasado y poner en conocimiento del lector  el marco histórico en el que nos movemos. Para ello hemos querido discernir en tres partes ese escenario profundizando en cada una de las secciones diferenciadas:

  • Evolución económico social del Campo de Cartagena y su relación con medio natural desde sus orígenes.
  • Valor pasado y presente de la flora Cartaginense.
  • Desarrollo histórico del medio económico y social del Campo de Cartagena y su medio natural

Comenzaremos este apartado  explicando brevemente la evolución a lo largo de los siglos de la naturaleza de Cartagena y su Comarca, remarcando las consecuencias del impacto que la civilización ha causado sobre la misma a lo largo de los siglos.

El Campo de Cartagena es una comarca conformada por una vasta llanura que desciende suavemente hacia el mar desde la Sierra de Carrasco y Prelitoral en dirección E-NE que alcanza los 1.065 m en Carrascoy en su máxima cota, separada del mar mediterráneo en su cara sur por una sierra litoral este-oeste que alcanza su máxima altura en Peñas Blancas con 625m dando fin como continuación oriental de la Cordillera Bética en Cabo de Palos. Al este queda limitada por el Mar Menor, un mar llamado así por su excepcional separación generada por un brazo de arena que nace en Cabo de Palos y se extiende paralelo al Campo de Cartagena cerca de 22 km. Tanto La Comarca de Cartagena como el Mar Menor están salpicados de excepcionales fenómenos volcánicos.

Las temperaturas medias anuales oscilan alrededor de los 18ºC, con una amplitud térmica de menos de 15º. Las lluvias, por su parte, se sitúan en unos 300 mm al año de media, con el típico  régimen de sequía veraniega y precipitaciones equinocciales. A estas condiciones corresponde una vegetación también mediterránea, en la que, sin embargo, pueden distinguirse varias formaciones: la de las sierras litorales y prelitorales, con una vegetación muy adaptada a la sequedad y al calor, aunque con la típica distinción entre solana y umbría; la de los saladares,  lugares con encharcamiento frecuente y gran salinidad; la de los arenales costeros, en especial la Manga; la de las ramblas; y finalmente, la vegetación de la llanura.

ZAMORA ZAMORA, M. C. Cómo se construye un desierto. Aprovechamientos tradicionales de los montes en la comarca del Campo de Cartagena. Tesis Doctoral dirigida por el Dr. Francisco Calvo García-Tornel. Universidad de Murcia, 1996, 2 tomos. 663 p.

El paisaje que el hombre paleolítico encontró en lo que hoy es la ciudad de Cartagena  y su Comarca difiere bastante de la realidad presente. Consistía en…leer más en HISTORÍA DE NUESTRO MEDIO Y ENTORNO